.sqs-featured-posts-gallery .title-desc-wrapper .view-post

Hablando con Extraños en Espacio Sagrado

Revlexionando Sobre la Conexión Nain 2016 en Guadalajara, Méjico

Hablando con Extraños en Espacio Sagrado

por Lynda Trono

Los participantes de NAIN 2016 fueron recibidos con caparazones de conchas, incienso, tambores y danzas Aztecas. Foto: Greg Harder

Los participantes de NAIN 2016 fueron recibidos con caparazones de conchas, incienso, tambores y danzas Aztecas. Foto: Greg Harder

Desde 1988 la Red Norteamericana de Interfe se ha reunido para una “Conexión” en algún lugar de Canadá o Estados Unidos. En un paso histórico, NAIN fue a Méjico por primera vez este verano, auspiciado por Carpe Diem Fundación en Guadalajara, lo cual tiene un historial rico en el programa de Interfe en Méjico y Latinoamérica. Igualmente histórico, Conexión Guadalajara fue completamente bilingüe con traductores profesionales y audífonos solucionando las diferencias entre gente con distintos lenguajes. Más de 20 talleres analizaron diferentes aspectos de “Espacio Sagrado,” abarcando desde quantum mecánica a sitios sagrados, a derechos nativos de la tierra, conflictos solucionados con la habilidad de interfe, y más aún. Y las conversaciones en pasillos y comedores tan importantes como los talleres de trabajo. Lo mejor de todo, NAIN pudo beneficiarse con la imaginación y espíritu generoso mejicano, su música o conversación, los turismos a Tlaquepaque, la ciudad vieja, y la fiesta al final, haciendo mucho más que conversación. NAIN creció este año, reclamando su territorio Norteamericano total, y así interfe en este continente es más rico como resultado. Abajo, Lynda Trono, organizadora de programas del directorio NAIN reflexiona en los agitadas pero provechosas lecciones cuando usted conoce extraños y encuentra amigos.

** ** **

El Obispo Raúl Vera de Méjico, un campeón de derechos humanos y justicia social por largo tiempo, fue el orador principal en la apertura de Conexión NAIN 2016 en Guadalajara último Julio. Foto: Fundación Rofto, Kari Amble

El Obispo Raúl Vera de Méjico, un campeón de derechos humanos y justicia social por largo tiempo, fue el orador principal en la apertura de Conexión NAIN 2016 en Guadalajara último Julio. Foto: Fundación Rofto, Kari Amble

Este año la Conexión NAIN (Red Inter-religiosa de Norteamérica) comenzó con una sorpresa. El tema fue Espacio Sagrado (Sacred Space). Y por primera vez en los 28 años de existencia de NAIN, su conferencia anual sucedió en Méjico.

Yo he asistido a un número de Conexiones antes, pero esta fue la primera que comenzó con un sermón Cristiano. El Obispo Raúl Vera fue uno de los dos oradores principales que hablo a la gente el día que llegamos. La concurrencia fue mayor que lo usual en Conexión NAIN. Los hablantes en Ingles recibieron audífonos para efecto de traducción. No se trata de que yo no comprendía lo que se decía; yo no entendía el por qué esta reunión comenzaba con un sermón Cristiano. Me sentía algo agitada. Después de los primeros 45 minutos me escurrí fuera del lugar y me fui a mi habitación por 20 minutos de meditación. Trataba de lograr un punto de vista.

Cuando regresé al lugar de la reunión, el Obispo estaba todavía hablando. Ahora continuaba hablando sobre derechos humanos. En esos momentos mi atención era muy débil. Solo sentada en forma correcta. Media hora después el Obispo terminó su discurso. Me sentí aliviada. Para mi sorpresa me encontré en medio de una ovación de pie. Me quedó claro que había perdido algo de lo dicho.

El siguiente orador sugirió nuevas posibilidades que llamaron la atención de mi mente desconcertada. Gustavo Esteva, un activista prominente y defensor del pluralismo, habló sobre comprensión intercultural y básicamente rechazó la idea de que alguna vez pudiéramos entender la visión de otra persona, especialmente cuando había profundas diferencias culturales – diferentes modos de entender y actuar con el mundo. Aún cuando no podamos comprender otros, es beneficioso para nosotros amarlos porque ellos son parte de la humanidad.

Y pensé, “Si, yo puedo hacer eso. Yo sé que hay algo importante que está sucediendo aquí. Pero no sé lo que es. Yo puedo amar a los amigos que han pedido al Obispo abrir la Conexión NAIN. Y a lo mejor un día lo entenderé. Quizás los Mejicanos siempre comienzan las conferencias con largos discursos! Quizás ellos tienen más paciencia y más atención que nosotros que estamos acostumbrados a las interrupciones comerciales cada 12 minutos.”

Al día siguiente tuvimos la oportunidad de compartir nuestra experiencia de la Conexión con otros participantes. Busqué con quienes juntarme. Siempre inconfortable. Tomé la decisión de conectarme con algunos mejicanos a pesar de la barrera del lenguaje. Me junté con Edna y Víctor de Tepic, una ciudad a dos horas de Guadalajara. Moisés, que es de Regina, Saskatchewan, se unió a nosotros y yo traje a Héctor, un Colombiano del Departamento de Misiones Scarboro en Toronto que es bilingüe en español e inglés.

Nuestro grupo compartió información básica, nombres, de donde éramos y que nos atrajo a este evento, etc. Después fuimos invitados a reflexionar sobre nuestra experiencia en Conexión. Yo pude compartir mis dilemas acerca del primer día y lo que me sorprendió el muy largo sermón.

Al final de Conexión NAIN un conjunto mariachi apareció y la gente danzaba en los pasillos. Foto: TIO

Al final de Conexión NAIN un conjunto mariachi apareció y la gente danzaba en los pasillos. Foto: TIO

¡Estuve allí para aprender algo! Víctor y Edna explicaron que el Obispo Raúl Vera era AMADO por el pueblo de Méjico. (De ahí la ovación de pie.) Desde su tiempo en Chiapas trabajando con las comunidades indígenas Vera ha sido un defensor de los marginales y desposeídos. Él ha apoyado homosexuales y lesbianas en su lucha por justicia, y eso no es muy popular en Méjico tradicional. Él arriesga mucho por lo que es justo. Él es como Oscar Romero de Méjico. De hecho, la NU lo ha reconocido por su trabajo en derechos humanos y hay preocupación por la falta de protección que ha recibido de la Iglesia Católica y del gobierno de Méjico. Edna pensó que el largo sermón Cristiano fue algo deliberado. Él tiene más protección si deja bien claro que los derechos humanos conectan el Evangelio Cristiano. Para Héctor, lo más importante de la conferencia fue conocer al Obispo.

Así es que me perdí algo. Debido a mi ceguera cultural de que no se debe comenzar una Conferencia Ecuménica con un sermón Cristiano, y que un sermón no deber durar más de 20 minutos, perdí ocasión de escuchar al Oscar Romero de Méjico. No aprendí lo que debí saber de Méjico y su lucha. Aprendí mucho sobre mi misma.

Al final de Conexión NAIN un conjunto mariachi apareció y la gente danzaba en los pasillos. Foto: TIO

Al final de Conexión NAIN un conjunto mariachi apareció y la gente danzaba en los pasillos. Foto: TIO

Pienso que no me perdí todo. Yo removí las cortinas de mis ojos y me sumí en el espacio sagrado que se ofreció. Aprendí una más profunda apreciación por la gente que está envuelta en actividades ecuménicas en Méjico. Conocí lo que más les apasionan. Y donde sus pasiones corresponden conmigo. Practiqué mi limitado español y aprendí más español. Me sumergí en una cultura que tiene más respeto por la gente que adherir a un horario. Aprendí un nuevo respeto por el Espacio Sagrado que es la cultura Mejicana – un lugar donde flores y música y danzas son tan significativas como un pensamiento profunda y un rigor académico.

En el ultimo día Larry Greenfield, Director Ejecutivo del Parlamento de Religiones del Mundo, resumió su experiencia de Conexión refiriéndose a un libro de Daniel Allen llamado Talking to Strangers [Hablando a Extraños]. Larry, que estuvo con nosotros durante toda la Conferencia, ha pasado horas conversando con participantes de NAIN. Entonces al final, habló como se nos enseña como niños no hablar con extraños, pero es solamente por el contacto con extraños que podemos desarrollar confianza y cultivar una ciudadanía universal y lograr la paz en el mundo.

Larry Greenfield (al lado izquierdo), director ejecutivo del Parlamento Mundial de Religiones del Mundo; Hermana xxx del convento que acogió a NAIN en Guadalajara; y Gabriela Franco Valtierta, que dirigió el equipo planificador de Carpe Diem Fundación, el cual fue co-patrocinador de la conferencia. Foto: TIO

Larry Greenfield (al lado izquierdo), director ejecutivo del Parlamento Mundial de Religiones del Mundo; Hermana xxx del convento que acogió a NAIN en Guadalajara; y Gabriela Franco Valtierta, que dirigió el equipo planificador de Carpe Diem Fundación, el cual fue co-patrocinador de la conferencia. Foto: TIO

Desde mi experiencia en Guadalajara este mensaje parece verdad. Abriéndonos unos a otros no solamente construimos confianza, creamos espacio sagrado y un completo nuevo mundo de posibilidades se abran.

Muchas gracias amigas y amigos en Guadalajara Méjico. Ustedes no son más extraños sino amigos.